Bostezar

¿Por qué bostezamos?

El bostezo es un movimiento involuntario  o incontrolado de abrir la boca para realizar una inhalación profunda. Además  se estiran los músculos de la cara, lloran los ojos en ocasiones, se saliva, se abre el oído , entre otras acciones.

Aunque los científicos lo intentan, lo cierto que bostezar no tiene una explicación científica que pueda resolver las dudas de por qué los animales vertebrados y mamíferos como perros, aves, peces o tortugas, además de  los humanos, bostezamos.

Algunas de las causas de los bostezos pueden ser por hambre, aburrimiento, sueño, o pereza  , pero también  por ansiedad o miedo. según la investigadora Elisabetta Palagi de la Universidad de Pisa quien ha descubierto que los lemures bostezan cuando se sienten en peligro. ¿La causa? Entre otros efectos, bostezar eleva los niveles de cortisol en nuestro organismo. Se trata de una de las hormonas del estrés, lo que puede ayudar a que el animal esté más alerta y en mejores condiciones para escapar de sus depredadores.

Otro estudio realizado en EE.UU.  revela que los mamíferos que poseen cerebros más grandesrealizan bostezos más largos, mientras  que en  los animales con cerebros más reducidos como ratones o gatos, el tiempo que dura el bostezo es menor.  Tras el estudio de 29 mamíferos de diferentes tamaños, se concluye en que el bostezo sirve para enfriar nuestro órgano pensante, apoyando la hipótesis de que bostezamos para  refrescare el cerebro.

Pero ¿por qué bostezar se contagia tanto?

Seguro que sólo con leer la palabra, ya te dan ganas de bostezar.

Al parecer la empatía, sobre todo en humanos, podría responder a esta pregunta. Algunos científicos apuntan a que el contagio es mayor si se produce entre gente querida, como familiares, parientes o amigos, y menor si se produce entre desconocidos.

Por otra parte,  otros señalan que esto es así, no tanto por la empatía o por la  afinidad existente entre los sujetos sino por la atención que se presta a unos o a otros. Es normal que en un conjunto de personas, se esté más pendiente los unos de los otros si entre ellos existe algún tipo de relación.

En cualquier caso, todos coinciden en que el bostezo existe desde hace millones de años, en diferentes especies, y el contagio de estos es un fenómeno relativamente nuevo y sólo en humanos, y algunas especies de chimpancés