Colchón recomendado para personas con sobrepeso

-Tengo sobrepeso y no sé qué colchón comprar. ¿Qué me recomiendas?- Cuestiones como esta nos surgen a menudo, y es que nuestra anatomía va a determinar qué colchón es el más apropiado para nosotros.

La sensación de firmeza que percibimos, además de venir determinada por nuestro gusto y modo de dormir, es subjetiva. Para lo que algunos es firme como una tabla, para otros puede no serlo tanto.

Una persona con sobrepeso u obesidad se hunde más en el colchón que otra que esté en su peso, por ello, necesita un grado extra de firmeza, pero al mismo tiempo, las capas superiores deben tener un material que adapte al cuerpo para evitar el exceso de presión.

Generalmente, el sobrepeso y la sudoración, especialmente en esta época del año y en adelante, van de la mano. Un colchón de látex o que tenga muchos centímetros de viscoelástica no son lo más recomendable. En primer lugar porque estos materiales se adaptan mucho al cuerpo y aunque no son calurosos de por sí, es cierto que la piel está más en contacto con el colchón y transpira menos. En segundo lugar porque no brinda libertad de movimientos ya que estos materiales  envolventes “atrapan” al durmiente y a las personas con sobrepeso les cuesta más moverse durante el descanso o entrar y salir de la cama.

Por todo ello, lo más recomendable es un colchón de  muelle ensacado o de Hr de alta densidad. Los colchones de muelles ensacados ofrecen una amortiguación mayor y reparten de un modo más eficaz el peso. Son especialmente indicados para quienes duermen en pareja, ofreciendoindependencia de lechos (especialmente si entre la pareja existe una notable diferencia de peso)  y son muy transpirables. Si además gozan de unos pocos centímetros de viscoléstica en la capa superior y se opta por una base tapizada lisa resistente, el conjunto será muy estable y confortable.

 

El Hr de alta densidad también puede ser una buena opción, siempre y cuando ofrezca firmeza media-alta  y su núcleo tenga bastantes kg/m3 de densidad, unos 40 kg como mínimo. Es un colchón más confortable para las personas con sobrepeso que hunden más pero como tienden a ser menos transpirables, lo más aconsejable es combinarlos con una viscoelástica que tenga gel o grafeno, por sus propiedades contra el calor.