Dime con quién duermes y te diré qué colchón necesitas

¿Duermes sólo o acompañado? Si lo haces acompañado, ¿con quién?, o ¿cuánta gente duerme en tu colchón? Dependiendo de esto, puede que un determinado colchón sea mejor que otro.

Hay quienes duermen en pareja, otros con su mascota, hay parejas que duermen solos o quienes acuestan a su hijo/hija con ellos, hay quienes tienen más de un hijo. Otras personas se acuestan en la cama de sus pequeños hasta que logran conciliar el sueño, también hay parejas que se acuestan…pero no duermen juntas! Hay hermanos que no se separan ni para dormir. En definitiva, los hay para todos los gustos.

En Ok Colchones tenemos soluciones para todos.

Dormir en pareja no siempre es fácil, a veces los ronquidos, los movimientos o los horarios de cada uno afectan negativamente a nuestro descanso. Hay parejas que optan por dormir separados, bien sea en 2 camas diferentes incluso quienes ni si quiera lo hacen en la misma habitación… y no por ello se quieren menos!.

Si no puedes dormir por culpa de los ronquidos, algunas posiciones favorecen este problema como por ejemplo boca arriba, sin embargo si duermes de una postura lateral lograrás disminuir considerablemente los ronquidos o, al menos, su volumen. Si no funciona, siempre se puede optar por utilizar unos tapones.

Si tu pareja se mueve mucho, el tamaño sí importa!!, (el de la cama, claro…), cuanto menor sea su tamaño, más cerca estaremos el uno del otro, así que en este caso la recomendación sería un colchón de mayores dimensiones, siempre y cuando la habitación lo permita (otra vez con el tamaño..), si no es el caso, se puede optar por una cama gemelar (2 colchones unidos). Los colchones viscoelásticos atrapan el movimiento y minimiza las molestias comparados los colchones de muelles, especialmente si no son muelles ensacados.

Si duermes con tus peques, la recomendación es parecida, al aumentar las dimensiones de nuestro colchón, de mayor espacio dispondremos y menos molestias. Eso sí, utiliza un buen protector que quién se acuesta con niños…ya se sabe.

Si eres tú quien duermes en la cama de tu hijo, por aquello de _ “me quedo aquí hasta que se duerma”_ y lo haces tú antes que él, y te quedas allí tooooda la noche, y no descansas bien porque acabáis durmiendo en un colchón sólo apto para niños, pequeño, de poca calidad, etc. La solución puede estar en optar por la medida de colchón de cuerpo y medio.

Por último, si duermes con mascotas. Según algunos estudios, casi la mitad de los dueños de perros y gatos duermen con ellos, lo que provoca efectos muy positivos en las personas como; confort, seguridad, cariño o estabilidad. Hay quienes les consideran como miembros de su familia. El tamaño de la mascota tendrá mucho que ver (de nuevo el tamaño…) Más allá de las alergias, de la influencia en las relaciones interpersonales que se podrían ver afectadas por las mascotas, y los problemas derivados de su higiene; en el caso de mantener los cuidados médicos e higiénicos apropiados, no sólo no supone un problema, dormir con animales, sino que además, puede tener efectos muy positivos.

Sea con quien sea, si duermes, que duermas bien!