Dormir en verano con el calor

En breve llegará el verano y con la subida de las temperaturas  conseguir dormir durante la noche se hace complicado. Prepárate a ti y a tu cama.

Las estadística dicen que 3 de cada 4 personas duermen peor en  verano, no sólo por  el ascenso de las temperaturas incluso por la noche, sino además  por el incremento de horas de luz que alteran nuestro ritmo circadiano.

El jefe de la unidad de sueño del Hospital Vithas Nuestra Señora de América y somnólogo acreditado por la European Sleep Research Society (ESRS), doctor Rafael Del Río e INFITO, proporcionan una serie de consejos para conseguir dormir bien en esta estación:

-Abundante hidratación, aproximadamente 1.5 litros al día como mínimo.

-Evitar bebidas estimulantes antes de ir a dormir como cafeína y alcohol.

-No alterar los horarios de las comidas.

-Evitar la siesta o que esta no supere los 30 minutos.

-Ventilar la habitación y cerrar las ventanas en las horas de más calor. Evitar aire acondicionado para dormir, o encenderlo tan sólo unos minutos antes de ir a la cama para  refrescar la habitación.

-Darse una ducha fría antes de acostarse.

-Utilizar pijamas de algodón.

Además de todo esto,  la ropa de cama es igualmente importante. Del mismo modo que hemos retirado las mantas, nórdicos, etc,  debemos optar por utilizar  sábanas de tejidos frescos como el algodón.

Es recomendable utilizar un protector de  colchón durante todo el año, pero muy especialmente en verano ya que el exceso de sudoración puede manchar el colchón y  además puede terminar desprendiendo un olor  desagradable y muy difícil de eliminar. Lo mismo ocurre con las almohadas.  Las almohadas viscoelásticas son de las más vendidas hoy por hoy,  por su capacidad de adaptación pero como ya hemos visto en otros post, es un material poco transpirable que favorece la sudoración.

Desde Ok Colchones recomendamos que utilices protectores transpirables e impermeables, tanto para el colchón como para la almohada, con el fin de evitar que el sudor se impregne en los tejidos y desprenda así olores indeseables. De este modo mantendrás tu equipo de descanso en óptimas condiciones y te ayudará a dormir más fresco.