Fin del veroño. La temperatura ideal para dormir

Al parecer el veroño ha llegado a su fin y, aunque ya entrado Noviembre, el otoño se ha instalado y con él la temperatura ideal para dormir.

Las temperaturas han comenzado su descenso, especialmente por la noche y la ropa de cama va en aumento.  No todos tenemos las mismas preferencias; hay quienes no quieren cargar demasiado la cama de mantas y hay quienes no pueden prescindir de ellas. No obstante hemos de decir que la ropa de cama no puede ser pesada, es mucho más saludable para nuestro descanso optar por taparnos con  tejidos ligeros y que a su vez  calienten y mantengan nuestra temperatura corporal , de lo contrario es muy probable que nos despertemos cansados  y con sueño.

Más allá de la cama, la temperatura a la que se recomienda tener la habitación en los meses fríos suele ser de unos 15 grados  aproximadamente, con ello gozaremos de un buen descanso y nuestro organismo de una mejor salud.

Si por el contrario aumentamos la temperatura por encima de los 20 grados es más fácil que nos cueste más despertarnos incluso que estemos más aletargados durante el día.

Dormir por encima de los  a 21 °C impide al cuerpo liberar la hormona melatonina (que desciende el calor corporal) y a equilibrar el cortisol que se relaciona con la ansiedad, el apetito y la depresión.

Por encima de los 25 ºC el cuerpo comienza a transpirar ( esto ocurre siempre en verano), los vasos sanguíneos se dilatan y  dormir se hace especialmente difícil, ya que nuestro cerebro está ocupado en otros menesteres (bajar nuestra temperatura).

Por el contrario, si hay menos de 12 °C en la habitación o tenemos la sensación de frío y falta de abrigo, la mente también estará en alerta, pero para aumentar la temperatura corporal, dificultando el sueño y el descanso.

Nuestro consejo es que optes por una temperatura en tu habitación que ronde los 15-19 º C, y que utilices varias capas de ropa, ya sea pijamas o mantas más ligeras en lugar de una más gruesa, para que la acomodes a tus necesidades.

Evita corrientes de aire y opta por una bebida caliente antes de ir a dormir, con ello entrarás en calor y evitarás ponerte ropa de más que luego te pueda molestar y te sobre.