La siesta

La siesta es una costumbre que consiste en descansar unos minutos después de comer. Esa somnolencia es provocada por el  descenso de la sangre después de la comida desde el sistema nervioso al sistema digestivo.

Esta  vieja costumbre española no es ni mucho menos signo de vagancia. Empresas como Nike o Deloitte decidieron incluir estos espacios de tiempo de descanso para mejorar la productividad y el desempeño profesional.

Dormir la siesta durante unos minutos ayuda a desconectar y aumentar la atención durante la tarde de la jornada laboral. Además permite que podamos memorizar mejor y evita el estrés. Unos minutos al día después de comer es beneficiosa para realizar la digestión.

Pero no sólo es aconsejable para los adultos, en niños y bebés es realmente importante para crecer  y revitalizarse.

La siesta facilita la recuperación de la energía física y psíquica, elimina la tensión y el cansancio acumulado y mejora el humor. Como una especie de “reset” para afrontar la segunda parte del día y es  fundamental para los niños.

Aunque se ha cuestionado mucho los beneficios de la siesta, lo cierto es que es positiva siempre y cuando no sea un parche a un mal hábito del sueño. Lo recomendable son unos 30 minutos aproximadamente ya que si se supera este tiempo, lo más normal es que uno se levante atontado y no despejado, además puede trastocar el reloj biológico y evitar poder dormir por la noche. Para nada seguir el método de Don Camilo José Cela de hacer lo que llamaba “ una siesta de pijama, Padrenuestro y orinal”.

Pero…¿La siesta es incompatible con un café después de comer?

Un estudio japonés reveló en 2003 que café y siesta no son incompatibles siempre y cuando la cabezada empiece justo inmediatamente después de beberlo. La cafeína tarda aproximadamente 20 minutos en hacer efecto, el tiempo necesario para dormir la siesta y despertarse bajo el efecto ‘despertador’ del café.

Con todo ello, te animamos a que la disfrutes!!La