¡¡ Necesito cambiar mi colchón !!

¿Necesitas cambiar el colchón?

Si has llegado a  esta conclusión probablemente no recuerdes ni el tiempo que tiene tu equipo de descanso.

Muchos de nuestros clientes dudan acerca de cuándo compraron su colchón y en consecuencia, cuántos años tiene. Pero si se deciden por cambiarlo, es que todos coinciden en que ya no descansan bien.

Cuando llevamos tiempo durmiendo mal, digamos que nos acostumbramos al estado de precariedad de nuestro colchón, sin embargo, muchas personas desconocen lo que implica dormir en un equipo de descanso de calidad y los beneficios que ello nos reporta.

Y es que el colchón es una de las piezas de nuestro mobiliario que más se utiliza y se desgasta. Ese clave y fundamental mantenerlo en buen estado.  Pasamos un tercio de nuestra vida durmiendo y eso se traduce en; 8 horas al día, lo que supone una media de 2.920 horas al año. Si multiplicamos por una  media de 10 años  que es lo que tardamos en cambiar el colchón, nos da un total de 29.200 horas!! No está nada mal, ¿no?

Este dato es para tener en cuenta cuando hemos de elegir un colchón. Si dividimos su precio en meses, podemos ver que al final, es un producto en el que es  necesario invertir para asegurar la calidad de nuestro descanso y, por ende,  los beneficios que nos puede aportar.

Si te identificas con algunas de las siguientes cuestiones, quizá sea hora de buscar un  nuevo equipo de descanso:

  • Si  te levantas cansado.
  • Si notas dolores en espalda o cervicales.
  • Si observas deformidades en el colchón.
  • Si has cambiado físicamente (subido o bajado de peso, has aumentado tu masa muscular, has padecido alguna lesión).
  • Si el somier está desgastado.

 

Si además padeces estos síntomas, puede que tu descanso no sea de calidad:

  • Pesadez y cansancio a pesar de dedicarle horas al sueño.
  • Te pones enfermo con facilidad (el sistema inmunológico se debilita).
  • No eres eficiente y te cuesta concentrarte.
  • Estás irritable y de mal humor.
  • Te falla la memoria
  • Te cuesta dormirte y cuando suena el despertador no te levantarías nunca.
  • Es sistema digestivo te da problemas como estreñimiento o digestiones pesadas.

 

Debes analizar bien tu descanso y comprobar tu nivel de estrés.  Opta por practicar hábitos saludables y establece rutinas para crear hábitos de sueño saludables y por supuesto, elige un buen colchón y equipo de descanso, ya que ayudarán considerablemente a tener un descanso de calidad y a beneficiarte de todo lo positivo que tiene un sueño realmente reparador.

Sabrás que lo has conseguido cuando te despiertes con vitalidad y energía para los nuevos retos que se presenten cada día.