Rebajas en tu nuevo colchón. Descanso de calidad sin excusas

Si necesitas jubilar tu colchón, en período de rebajas tienes una oportunidad excelente para adquirir un colchón de calidad a precios irrepetibles, no hay excusas para darle a tu descanso el valor que necesita.

Dormir mal afecta a tu salud, a tu rutina, a tu humor y, en definitiva, a tu día a día. En ese aspecto tu cama tiene mucho que decir pues es un elemento fundamental.

Si te has decidido y vas a renovar tu colchón, estos aspectos que detallamos a continuación te pueden ser muy útiles, la oferta es múltiple y no siempre tenemos claro cuál nos conviene más.

Lo más importante es hacer una elección lo más ajustada a tus necesidades como durmiente, es decir, si duermes de lado o boca arriba, si te mueves mucho, si por el contrario nada; si duermes solo o acompañado ( en tal caso, la decisión será de dos), si eres muy caluroso, si sudas…

Otros aspectos a tener en cuenta son tu anatomía, tu salud o tu condición física; por ejemplo, si pesas mucho o poco, si tienes problemas de espalda o problemas de circulación, tu edad o incluso tu altura.

Los gustos; hay quienes buscan la firmeza en el descanso, otros prefieren colchones más mullidos, y hay otros que buscan una sensación en la tumbada de firmeza intermedia .

El precio!! El precio del colchón dependerá del tamaño, la calidad, la construcción, materiales, durabilidad y garantía del fabricante.

El mejor colchón o el más innovador será más caro. Los mejores colchones también duran más tiempo, lo que justifica que su precio sea mayor, y con ello las expectativas depositadas en él. En rebajas puedes adquirir un colchón de calidad a precios increíbles.

Desde Ok Colchones te recomendamos que te escuches, que estés muy pendiente de las sensaciones que percibes cuando te tumbas en un colchón, que a tenor de lo expuesto anteriormente y con independencia de cuál sea tu anatomía, edad, gustos, condición física, etc., tomes nota de la siguiente premisa:

Un buen colchón es aquel que reparte el peso de tu cuerpo de forma adecuada. Lo suficientemente firme como para que te sostenga sin pecar de incómodo o sin notar más presión en unas zonas que en otras, por ejemplo en hombros, caderas ( que son zonas que a nivel músculo-esquelético pesan más). Un buen colchón debe respetar las curvas naturales de tu espalda si duermes boca arriba y mantener la columna recta si duermes de lado.

Y si después de todo esto tienes dudas o no eres capaz de determinar cuál es el mejor sistema de descanso que se adapte a tus circunstancias, no dudes en consultarnos, contamos con amplia experiencia en asesoramiento para aconsejarte el colchón que tú necesitas.