Ronquidos, complicaciones y ¡¡Remedios!!

Un 40% de los hombres ronca, frente a un 20% de mujeres y la edad aumenta esta cifra.

Los principales motivos que favorecen que una persona ronque son el sobrepeso, no llevar una dieta equilibrada y no practicar ejercicio.  Normalmente a quien más le molesta esta dolencia no es al propio paciente si no quien duerme con él.

La mayor parte de los ronquidos tienen fácil solución, eso sí, debe haber voluntad para poner remedio; si seguimos las recomendaciones básicas como son evitar el sobrepeso, el alcohol y el tabaco en la medida de lo posible, o reducir su consumo, dormir de lado y no boca arriba, etc.  Pero según el Instituto del sueño, existen unos ejercicios que podemos hacer en nuestra boca para lograr reducir hasta un 36% la frecuencia de los ronquidos y hasta un 59% su potencia. Son remediosal alcance de cualquiera que, con constancia pueden ser muy eficaces y son estos:

1. Pegue la punta de la lengua al paladar y arrástrela hacia atrás.

2. Pegue la lengua al paladar y presione.

3. Haga que la lengua se mantenga en el suelo de la boca mientras que la punta está en contacto con los dientes delanteros de la mandíbula (de abajo).

4. Levante el paladar blando y la campanilla pronunciando la vocal A.

Diego Sánchez Borreguero propone un entrenamiento más fuerte, para repetir varias veces a lo largo del día:

1. Diga en voz alta, con fuerza, las vocales durante 3 minutos.

2. Coloque la punta de la lengua detrás de los dientes superiores delanteros y deslice la lengua hacia atrás durante 3 minutos.

3. Con la boca abierta, mueva la mandíbula hacia la derecha y mantenga esa posición durante 30 segundos. Haga lo mismo a la izquierda.

4. Con la boca abierta, contraiga los músculos contra el dorso de la garganta durante 30 segundos.

5. De cara a un espejo, mueva la úvula (campanilla) hacía arriba y hacia abajo.

Si además de simplemente el ruido, se dan ceses asociados de la respiración, en un número mayor de 10 en 1 hora, se debe acudir al médico, sobre todo si esto viene acompañado por una sensación de somnolencia durante el día.